domingo, 23 de febrero de 2014

Sobre una posible existencialidad trascendente

Transcribo a continuación parte de un debate ocurrido en el blog de Jesús Bonilla a propósito de la posibilidad metafísica (http://abordodelottoneurath.blogspot.com.es/2014/02/como-cambio-con-darwin-nuestra-vision.html):

En concreto, voy a transcribir mi último comentario que, creo, resume bien mi postura, y la postura del resto, en el debate:

Hola, Sursum:

Imagine usted lo siguiente (ya no recuerdo si le tuteaba o no, da igual):

¿Ha visto usted los modernos videojuegos en 3D de acción, donde un personaje va recorriendo su "mundo" y realizando diferentes acciones? En esos videojuegos hay personajes que se mueven como por "voluntad" propia, y que se rigen por una "inteligencia artificial programada".

Imagine que, en la Play Station 10 o en la Play Station 100, da igual; se consigue que esos personajes adquieran una inteligencia tal, que tomen conciencia de su "realidad": vamos a suponerlo como cierto, pese a los matices que hay sin duda que hacer:

Esos personajes, sin duda verán un "mundo" con regularidades (leyes) las cuales podrán comprender y utilizar para hacer predicciones "fenoménicas" y demás. Se podrán comunicar entre ellos mediante un lenguaje, y en un debate entre dos o tres de estos "seres" podría surgir algo parecido a nuestro debate aquí:

- Uno de ellos (un Samu virtual) propondría que más allá de esos fenómenos que les aparecen regularmente a todos, podría haber o existir otra realidad, OTRO mundo del que no tendrían noticias y que estaría más allá de sus posibilidades cognitivas. Este Samu virtual de la Play Station 100 argumentaría que es POSIBLE que hubiese algo más allá de lo que ven y entienden, aunque poco más se pueda añadir sobre el asunto:

Y aunque ese Samu virtual no puede, de hecho, hacerse la más mínima idea de todo eso que CREE que es POSIBLE que le trascienda, a pesar de que no puede comprender ni entender ni interpretar ni siquiera imaginar eso que PROPONE como POSIBLE de existir más allá de su mundo; vemos que, al menos en esta caso que propongo, tendría razón y que habría un más allá: su realidad trascendente, sería nuestra realidad cotidiana.

Yo personalmente, amigo, creo que este ejemplo demuestra claramente la posibilidad de que exista algo más allá de nuestro mundo fenoménico. Y que, aunque discernir una verdad de una falsedad trascendente es imposible, que es una especulación sin utilidad práctica; aún así, cuando hacemos metafísica, hablamos sobre POSIBILIDADES que nadie puede rechazar más que con una FE CONTRARIA.

Por eso le digo que yo creo que su vehemencia contra TODA POSIBILIDAD trascendente es también pura especulación; una creencia ciega que pongo al mismo nivel de la creencia de Enric por su dogma cristiano:

Ese posible Enric virtual de la Play 100, erraría al pretender conocer lo trascendente desde sus sentimientos y pasiones virtuales, porque finalmente aquí en lo trascendente no hay Jesús ni trinidades; y sus sentimientos finalmente eran sólo parte de la programación de su "ser". Pero también erraría ese Sursum virtual, que proponía que no había nada más allá de los fenómenos de su mundo y su regularidad predictiva, porque fíjate todo lo que HAY más allá de su mundo:

¡Ojo! no digo que nuestro caso sea idéntico, no estoy pretendiendo justificar que vivimos en Matrix, sino la posibilidad existencial metafísica. Igual en nuestro caso, tienen ustedes razón Enric o Sursum, pero no hay modo de conocer esa verdad, ni de negar cualquier posibilidad más que con palabrería. Lo honesto y lo humilde, es permanecer en la duda, sin atreverse a ir más allá.

Un saludo, amigos.


- Actualizo:

Como a estas dos personas con las que debato, no le conviene el escepticismo; ambos me han atacado en ese punto. Aunque se puede ver el debate completo en el blog en que debatimos, dejo a continuación mi respuesta:
Amigos, Enric, y Sursum:
Agradezco el esfuerzo que ambos ponen en "refutar" mi escepticismo para vuestro propio provecho, pero lo veo un acto inútil e incongruente:
Es cierto que yo afirmo algo desde mi limitada "realidad humana", pero precisamente mi afirmación se basa en la PURA POSIBILIDAD, y ésta, no es más que una negación de mi capacidad de alcanzar un conocimiento efectivo, para un tema determinado: por lo tanto, yo sólo AFIRMO que NO SÉ NADA. 
Ustedes son los que realmente pretenden trascender lo humano con vuestras abstracciones que creen certeras: Uno, no sólo cree poder trascender; sino que incluso se atreve a afirmar que con certeza conoce dicha transcendencia y la relaciona con un cuento escrito hace 2000 años por alguien. El otro, cree conocer con certeza que no hay nada que trascender más allá de la "realidad humana"; cree tener la prueba irrefutable de que no hay Dios: usted merece un premio Nobel, amigo.
En fin; que ambos pretenden conocer la Verdad sobre lo trascendente, e incluso se atreven a atacar mi duda, que no les conviene. 
Pues yo no me atrevo con tanto, lo siento mucho. Yo soy el único que creo que realmente está aceptando la limitación del conocimiento humano: Yo no afirmo, más que para negar conocimiento; si digo que es POSIBLE que haya un unicornio en la Galaxia de Andromeda, o que haya un Matrix que genere la naturaleza, o que exista Dios y que este sea Jesús, Alá o Buda, sólo estoy diciendo que NO SÉ, QUE NO PUEDO decir que existan o que no existan tales cosas desde mi condición. 
Nunca me habían atacado mi escepticismo desde una postura tan incongruente como la vuestra. Aunque bien pensado, atacar el escepticismo es en sí mismo incongruente.
Un saludo, amigos.