sábado, 17 de junio de 2017

¿Realmente va el mundo a mejor?

Un pesimista es sólo un optimista bien informado
(Mario Benedetti)

No es que sea pesimista, es que el mundo es pésimo
(José Saramago)

Hace unos días que vengo manteniendo un debate en un foro de Facebook con un participante muy respetado y que me consta que tiene una formidable formación. El asunto gira en torno a si debemos tener o no optimismo con la situación del mundo al corto-medio plazo. La postura de esta persona es abiertamente optimista, y basa su argumentación principalmente en un casi inefable "negacionismo" de que las cosas vayan tan mal como se dice, y en que nunca antes habíamos estado tantos años sin guerra (entre bandos Occidentales, claro). Dice que se trata en resumen de tener fe en la humanidad y en mirar con optimismo lo "bueno" conseguido principalmente desde la segunda guerra mundial.

Mi postura es abiertamente opuesta a la suya, y en concreto le comento lo siguiente:

"¿Razones para ser optimistas? Por favor, nada más hay que ver las noticias. ¿Optimismo antes las medidas que ya tomó Trump en pocos meses de gobierno? ¿Es digno de optimismo la ruptura del acuerdo de parís por poner un pequeño ejemplo? ¿Y la crisis de refugiados sirios (y esa pobre multitud cruzando el mediterráneo en pateras y explotada por mafias)? ¿Los ataques terroristas con hombres bomba en Londres y otros países? ¿El Brexit (que será muy duro)? ¿El problema del resurgir del nacionalismo a gran escala (con el bueno de Trump a la cabeza, pero sin olvidar los regímenes dictatoriales rusos y chinos y el reciente avance del "nacismo" en francia)? ¿La situación del polvorín de oriente medio en general (con el tema de Qatar que va a traer cola o el eterno conflicto Israelí por poner unos pocos ejemplos)? ¿El problema del nacionalismo local como en Cataluña, Escocia, Irlanda, País Vasco, etc.? ¿La corrupción a gran escala dentro de la democracia? ¿Las interminables guerras civiles por toda África? ¿Las dictaduras sudamericanas habidas y por haber (con el drama Venezolano a la cabeza y el gobierno de la mafia en México por poner ejemplos)? ¿La situación con la contaminación industrial a gran escala (que incluso se niegan a admitir)? ¿La destrucción de la biosfera (con extinciones en masa de especies animales)? ¿La desigualdad de clases y la enorme disminución de la clase media tras la crisis del 2008? ¿Corea del norte ya "casi" con misiles nucleares intercontinentales? ¿La explotación laboral (casi esclavitud) de trabajadores (algunos niños) en la India y otros muchos países?"

En fin. Podría haber continuado enumerando cosas durante páginas y páginas (al estilo de Irene Montero en la moción de censura al PP :D) pero me imagino que no serviría de nada. El que no se consuela es porque no quiere, y los acomodados optimistas de Occidente verán "bondad" y "esperanza" en cualquier cosa (y nimiedad) para negar la cruda realidad: el mundo en general (sin mirarnos el ombligo) va tan mal como siempre (si no peor).

Y por cierto que respecto al tema de esa "alabada paz" (entre bandos Occidentales) desde hace más de 60 años tras el final de la última guerra mundial, decir que ya en su día la Pax Romana duró más de 200 años y que ya sabemos todos qué pasó después. Posiblemente muchos romanos de la época pensaron de manera tan optimista como lo hacen hoy muchos ciudadanos del "mundo libre" (y mira que ahora estamos en una posición geopolítica, económica y militar mucho más delicada y menos estable que en ese momento con el estratégico monopolio militar romano). También la Paz Armada  (periodo sin guerras en Europa) previo a la primera guerra mundial duró casi medio siglo de "prosperidad" y "buenas intenciones"...y luego ya sabemos.

Un saludo compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario