jueves, 22 de octubre de 2015

Relación entre mente y computación

“Cuando entendamos el cerebro, la humanidad se entenderá a sí misma” (cita del neurobiólogo Rafael Yuste) 
Se está hablando mucho últimamente sobre la relación entre mente y computación, y me gustaría aportar una reflexión personal que creo os puede interesar. Lo que voy a decir a continuación se basa en este artículo que escribí hace unos meses: http://quevidaesta2010.blogspot.com.es/2015/04/aprendizaje-funcional-automatico.html

Al final del artículo hay una aplicación online donde hice uso de una red neuronal artificial para simular el modo aproximado en que nuestro cerebro aprende probablemente a sumar dos cifras. La cuestión es la siguiente:

Este algoritmo que desarrollé utiliza y simula por computador las bases teóricas en que las neurociencias nos dice que funciona y computa el cerebro: es decir; mediante redes neuronales y potenciales eléctricos. Pues bien, si replicamos esta base teórica (como hice con ese programa en el artículo), vemos que con el equivalente de 20 neuronas (en computación se llaman nodos) y 400 sinapsis bien balanceadas (en computación se llaman enlaces y pesos)  ¡¡se puede generar la capacidad de sumar!!

Indudablemente el hombre es capaz de mucho más que de sumar dos cifras, pero en mi opinión todo es cuestión de escala: si 400 sinapsis bien balanceadas gracias a un proceso de computación evolutiva (leer el artículo completo para más detalle) son capaces de llevar a cabo sumas correctamente en 2 minutos...¡¡que no podrá lograr los trillones de sinapsis que tenemos en nuestro cerebro balanceadas por millones de años de evolución natural!!

Muy probablemente sea únicamente un contraste de escala lo que diferencia los "modestos" avances actuales en IA (usando redes neuronales artificiales) de las capacidades de la mente humana. Pero ya hay grandes proyectos en marcha (por ejemplo, el proyecto BRAIN) que pretenden precisamente una simulación a gran escala del mismo proceso que yo he seguido en mi artículo para simular una red neuronal artificial capaz de aprender a sumar. En el proyecto BRAIN pretenden lograr simular los trillones de sinapsis del cerebro humano (con el balance real), para conseguir (en teoría) que surja de tal simulación unas capacidades equivalentes a las capacidades humanas de un modo casi calcado...en 15 ó 20 años veremos el resultado de este tipo de iniciativas ;).

Es probable que el viejo dilema de "mente sí-mente no" ("o emergentismo sí"-"emergentismo no") quede cerrado definitivamente cuando proyectos tipo BRAIN demuestren que todo es computación neurológica físico-química y ¡nada más!

Un saludo.


14 comentarios:

  1. ... "y ¡nada más!"

    https://www.youtube.com/watch?v=4oPREDZrHR0

    ResponderEliminar
  2. Y nada más, Enric. Créame. Sé que es duro y que cuesta, pero sencillamente no hay nada más (empíricamente hablando, por supuesto). Son tantas las evidencias que apoyan esto que digo en el artículo desde la biología, la neurociencia, la física y la química, la embriología, la psicología evolucionista, las ciencias de la computación, e incluso desde las matemáticas; que me parece sencillamente ridículo no creerlo. Y cierto es que siempre está ahí la duda Humeana, por ejemplo; pero puesto que tengo que creer en algo, prefiero creer en aquello que más evidencia ofrece, y esta hipótesis probablemente sea lo más cercano a la verdad que tendremos a nuestro alcance sobre el conocimiento causal de nuestras capacidades cognitivas.

    Y si detrás de todo esto hay algo metafísico (cosa que nadie puede saber, puesto que posiblemente todos nuestros pensamientos e intuiciones los conforman redes neuronales físicas procesando a partir de entradas de los órganos sensoriales), muy probablemente sea Algo que no tenga relación especial concreta con nosotros de ningún modo. Yo no tendría tanta fe en esa posible trascendencia: igual nos llevaríamos una enorme sorpresa si pudiésemos conocer la Verdad.

    Yo llevo un tiempo planteándome, de hecho, que es posible que nuestro Universo (y nosotros) formemos parte de un fin instrumental trascendente . El mundo parece estar formado de un modo idóneo para que la cantidad neta de energía disipada vaya siempre en aumento en el tiempo. La entropía (la cantidad de desorden) y la energía libre disponible en cualquier sistema (energía de Gibbs) siguen una ley ontológica muy concreta: la entropia siempre debe aumentar (ΔS > 0), y la energía disponible (libre) siempre debe disminuir (ΔG < 0, negativo: Reacción espontánea).

    Además, estas cantidades parecen seguir esta ley más eficientemente en el tiempo conforme aumenta la edad del Universo y éste evoluciona, siendo la aparición de la vida un umbral que hace exponencial esta regla física ontológica. A mí todo esto me hace sospechar que posiblemente, si es que hay algo trascendente, sea Algo que utiliza nuestro Universo con fines instrumentales "Personales": obtener trabajo mecánico neto, eliminar sobrante energético, o cualquier cosa de ese estilo.

    Pero desde luego, nada de "amor" ni ningún tipo de atención especial hacia la (presuntuosa) humanidad que se ve desde siempre el ombligo del mundo.

    Un saludo, amigo. Me alegra leerle.

    ResponderEliminar
  3. ·"prefiero creer en aquello que más evidencia ofrece"

    Igual que yo!!!

    https://www.youtube.com/watch?v=hMDnOMx_qxo

    ResponderEliminar
  4. "Pero desde luego, nada de "amor" "

    Testimonio de mi amigo David Jou, Catedrático del departamento de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona :

    https://www.youtube.com/watch?v=4f33F-cFI2o


    ResponderEliminar
  5. Enric, su amigo se equivoca (como tantos otros cuando tratan este tema):

    Bien dice David Jou, que está por un lado el estudio empírico científico y racional del mundo físico, pero se equivoca al suponer que más allá de esta ciencia empírica se encuentra la religión (casi como si fuese la única alternativa de "conocimiento" no empírico): ¡NO y mil veces NO!

    Fuera de la ciencia tenemos la metafísica, y dentro de esta metafísica está la religión (como un subconjunto del total de posibilidades trascendentales).
    Yo le acepto que el rollo ese del "amor" trascendente pueda ser finalmente Verdadero, pero no le acepto que lo tome como única alternativa a la verdad empírica: la alternativa, como le digo, es la metafísica, y dentro de la metafísica caben tantas hipótesis e intuiciones como uno pueda imaginarse (incluso que no hay tal trascendencia).

    Es posible sin duda el Dios humanizado, padre amoroso de las religiones abrahamicas, pero es IGUALMENTE posible el Dios pastafari del Monstruo del Espagueti Volador, el Dios redentor atormentado de Philipp Mainländer, la trascendencia instrumental que le he comentado en mi anterior comentario, la Voluntad de Schopenhauer, la computación de Matrix, etc., etc.

    El listado de posibilidades metafísicas es infinito, y sólo un pequeño subconjunto se puede tomar como religioso en el sentido teísta "amoroso". Cada uno, desde luego, es libre de creer en este terreno lo que quiera, porque todo es equiprobable; pero si uno se atiene a ser congruentes con lo que este mundo empírico nos muestra, lo más sensato es abandonar el teísmo; o al menos el teísmo "buenrollista" del padre amoroso que todos necesitamos y deseamos. Nada más absurdo que empecinarse en continuar defendiendo la hipótesis "buenrollista" de Dios con el problema del mal más marcado que nunca por los medios de comunicación.

    De verás que le digo que cuanta más ciencia estudio, cada vez veo más creíble la hipótesis de que este Universo y la vida que éste permite en potencia, son una herramienta instrumental de algún tipo de existencia trascendente. Bien puede ser el caso que no seamos otra cosa, por ejemplo; que máquinas de generar calor para otra realidad: ¡calderas y nada más que calderas! No habría así Padres ni Amorios esperándonos, sino que simplemente seríamos meros instrumentos al servicio de un Ser indiferente a la suerte del mundo entero ;).

    Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar
  6. ·cada vez veo más creíble la hipótesis de que este Universo y la vida que éste permite en potencia, son una herramienta instrumental de algún tipo de existencia trascendente

    Una cosa es la realidad religiosa (que según usted es un "computo " entre otros computos y "nada más"), desde la cual uno desarrolla un sentido existencial íntimo (otro computo más de esos) y otra hacer metafísca barata. Es decir una cosa es el error en que pueda caer el hombre por ser un animal religioso, que no discuto que este puede ser el caso, y otra cosa es tratar desde la ciencia hacer, repito, metafísica barata, al estilo de cuarto milenio. Si yo hiciese esto segundo, creo que mi postura respecto al asunto sería esta:

    https://www.youtube.com/watch?v=9iZm7tNxybU

    o tal vez la de la "granja humana".

    En fin...

    ResponderEliminar
  7. ¿Y me puede especificar de un modo explícito por qué mi metafísica o la metafísica de Mainländer, Schopenhauer o tantos otros autores es una metafísica barata, y sin embargo su metafísica religiosa del Dios Papi "amoroso" (que deja morir de hambre a sus Hijitos queridos) es tan sobresaliente?

    En mi modesta opinión, es mil veces más valiosa cualquier metafísica que parta y se apoye en la realidad empírica del mundo, que las ilusiones fantásticas de cuatro tipejos que hace 2000 mil años inventaron y escribieron una tonta odisea.

    Sea honesto, amigo; puestos a creer en algo metafísico, lo lógico (viendo el mundo que tenemos alrededor) es que ese algo sea indiferente a nuestro destino, o que incluso ese Algo se aproveche de nuestra miseria de algún modo. Irracionalidad o Racionalidad Perversa son las alternativas congruentes con este mundo infernal que padecemos...y ya luego lo del Papi Amoroso pues para el que no pueda evitar ser incongruente por naturaleza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. El Dios cristiano no es un Dios metafísico, es un Dios religioso, surge desde el ámbito de religiosidad, ámbito que forma parte del hombre, que es un animal religioso. No se fundamenta en la ciencia, ni en la metafísica. Lo que sí ocurre es que la religión cristiana, muy especialmente y a diferencia de otras religiones, incorpora la racionalidad griega en su “afirmación religiosa”, de origen semita, y se pone a hacer teología. Usted ha recibido en sus neuronas mucha información teológica hecha dogma que se reafirma como "lo cristiano", y en eso hay que ser muy críticos, y ver qué de verdad hay de ello en su conformidad existencial; o pasar del rollo, claro.
    Desde el "rollo" teológico tiempo atrás se trataba de mostrar que la fe es una verdad de razón, y ahora, desde ese mismo rollo teológico que la fe no es incompatible o complementaria, con la razón y la ciencia (y es desde ese rollo del que suelo hablar yo, espero me disculpe). Pero aunque la teología es fascinante y muestra facetas de religiosidad profunda y misteriosa, el fundamento de la creencia en el Dios cristiano, NO ES un fundamento, ni mucho menos, primariamente teológico o filosófico. Tal creencia surge desde vivir el ámbito nihilizador que la religiosidad establece para con todo lo existencial por sí mismo, y que a bien o mal nos ha dado la evolución, y esbozar, desde lo supuestamente revelado, desde uno mismo, la existencia con sentido propio e íntimo de estar en "conformidad con". Repito, NO ES METAFÍSICA, y MENOS METACIENCIA.

    ResponderEliminar
  9. sigo...

    Respecto al problema del mal, ya le he comentado en qué sentido el cristiano se posiciona: ¿Que Dios es este (para el que cree en él) que se encarna y sufre, y carga con su cruz y asume el mal en sus propias carnes?. ¿Uste conoce alguna religión en el que se rece a un Dios torturado, pudiendo no estarlo? ¿Qué significa eso para el cristiano, para el que cree que el Salvador es un cordero degollado?. Le he respondido claramente: creer en ese Dios es para el que no cree ni se siente apelado por su sentido, es locura. LOCURA. Es pues, para usted, un "invento cultural", caduco e infumable, que trastorna los ámbitos cerebrales y racionales.

    Ya de paso:

    El cristianismo me fascina versus otras religiones (que no me interprlan religiosamente en general sino sólo en ciertos aspectos o ninguno) por varias cosas:

    ·Por el sentido de creación ex-nihilo. Todo es logos divino, y en el estamos y de él venimos.

    ·Por ser nosotros en un sentido especial a imagen y semejanza de ese Dios

    ·Por ser un Dios “Padre”, es decir por ser un "Quién" y no un "Qué", por ser personal. Al que se le puede rezar.

    · Por desplegarse trinitariamente, y lo que ello significa.

    · Por mostrar el sentido de vacuidad desde el amor.

    · Por encarnarse.

    · Por padecer en la cruz, asumir el mal, y resucitar como muestra de que el mal que asume será superado.

    Y más…

    Yo he vivido conforme a eso, sé que todo eso son esbozos para dar sentido de deidad a la existencia, esbozos humanos, pero no son meras idolatrías acerca de Dios, ni inventos metafísicos, son realidad hecha icono de Dios, Dios iconizado en la realidad en que me siento estar. Proyecto pues mi realización personal en conformidad con esa iconicidad, la experiencia “subjetiva” desde esa iconicidad forma parte de mi estar en la realidad, de leer la realidad y sentirmo yo leída por ella, con fe y confianza en esa lectura mutua; desde repito, la iconicidad de Dios, de yo-en- la-realidad. ¿Me engaño?...tal vez.

    Pero no compare eso, lo que puedo vivir en conformidad existencial, con "Matrix" o "la granja humana" o " el Dios de los aborígenes" o "Thor"... todo eso no me dice nada de nada, no me sitúa con sentido de conformidad, no toca esos " elementos computacionales que hay en mi cerebro" que me hacen pensar que eso es la verdad. Eso que usted me pide, pues, no puedo dárselo tal como me lo exige: Sólo decirle que es FE, es íntimo, personal, locura, y que siempre espera (tal vez llame a su puerta, aunque no lo creo...pero ¿Quién sabe?)


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Se me olvidó recomendarle: "la teoría del todo de Valdeandemagico". Vea sus fantásticas teorias en youtube...

    ResponderEliminar
  11. Es curioso, Enric, pero precisamente Schopenhauer se expresa de un modo MUY parecido al suyo cuando defiende la Voluntad en su obra maestra el MVR. Entiendo que lo de Schopenhauer tampoco es metafísica no? :P

    Y no, no creo que llame ese tren a mi puerta, aunque quien sabe todavia puedo darme un porrazo en la cabeza y tener una conmocion que me haga ver a la trinidad junto a las virgenes, santos y demas semidioses xDD

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  12. ·”Es curioso, Enric, pero precisamente Schopenhauer se expresa de un modo MUY parecido al suyo cuando defiende la Voluntad en su obra maestra el MVR. Entiendo que lo de Schopenhauer tampoco es metafísica no? :P “

    Claro que es metafísica !!.

    Tal vez usted entienda que yo estoy negando la metafísica como forma filosófica de especulación. Nada más lejos de mis pretensiones. Yo no pretendía decir que la metafísica es una bobada o algo así; dije dos cosas:

    · Que hay metafísica “barata” (la de Schopenhauer obviamente no lo es, ni mucho menos)

    ·Que el cristianismo PRIMARIAMENTE no es una creencia metafísica, ni algo impulsado desde la teología (que no deja de ser un intento racional y filosófico de hacer apología de la FE cristiana que le es previa)

    Por decir algo acerca de la “voluntad” de A. Schopenhauer de la que tanto gusta hablar y que entiendo que le fascine:
    Es ciega, busca la eternidad y el poder de tener la naturaleza bajo su jurisdicción, es además una “voluntad” irracional y la muestra esencialmente como algo insano. Por ello el propio Schopenhauer, trata de persuadirnos de que este impulso lo debemos dejar de lado, de que debemos abandonarlo; como modo de hacer de nuestra mera voluntad de vivir una vida nuestra. Esto que propugnaba Schopenhauer, Nietzsche (su continuador en muchos aspectos) lo ve como una actitud resentida con la vida, y en cierta medida opuesta, creo yo; y la confronta con lo que él llama “voluntad de poder”. Yo estoy muy de acuerdo con Nietzsche en eso.
    Pues bien, el cristianismo no parte de esos “análisis” metafísicos acerca del modo como sabemos y nos sentimos estando en lo real, como no parte ninguna religión. La religiosidad es algo más primario (de primero, no de primitivo, que también). Schopenhauer parte de que “el hombre es un ser metafísico”, y lo de que el “hombre es un ser religioso” lo deja englobado en lo primero. Además considera la posibilidad teísta fuera de los propósitos reales de la metafísica y no tal posibilidad como válida, ni siquiera metafísicamente hablando, pues no considera que eso deba ser el ámbito de partida, ni el propio, de la metafísica. Pues bien, yo no estoy de acuerdo con él:

    1) la religiosidad, y su nihilismo es radicalmente más primario que el nihilismo metafísico del que él parte, “cegado” creo yo, por la necesidad de especulación exclusivamente racional. Su nihilismo es poco radical, es resentimiento con la vida en el fondo, y por eso no es muy de mi gusto. El nihilismo religioso me parece más radical, y yo soy un obseso de lo radical.

    2) Sí creo que el teísmo, la posibilidad de dar cuenta de la deidad desde nuestra presencia en lo real, es un auténtico problema metafísico de partida. Es la expresión máxima, me atrevería a decir, de toda metafísica.


    Nota:
    Disculpe mis “rollos cristianos”. Los cristianos nos creemos la “Sal y la luz” de la vida, y además en la necesidad (sin derecho moral a menudo para hacerlo) de “salar” e “iluminar” la vida de los otros. Procuraré contenerme en nuestras futuras conversaciones telemáticas, y no hacer derivar sus intereses científicos y metafísicos a lo religioso. Lamentaría ser un plasta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dije: "no tal posibilidad como válida" y quise decir "tal posibilidad como no válida", disculpas.

      Eliminar
  13. Enric:

    Le contesto en una entrada completa para este tema porque me parece interesante, y porque además la respuesta me quedó muy larga y no me cabía en un comentario: he llamado a la entrada "Carta a un amigo cristiano (III)".

    Un saludo.

    ResponderEliminar